“¡Odian a los hombres!”

Hombres que gritan ofendidísimos “¡No todos los hombres!” cuando se protesta contra los violadores dándose por aludidos.

Los mismos que en el caso de los jugadores de fútbol dicen que la culpa es de la menor por haberse ido a un piso con ellos.

Los mismos que cuando se supo que una mujer se suicidó después de que un vídeo sexual suyo circulara por su empresa dijeron que era culpa de ella el hacer esas cosas porque “Los hombres no somos capaces de tener un vídeo así y no enseñarlo”.

Los mismos que cuando salió el vídeo del abuso a una chica inconsciente en un coche en Pozoblanco por parte de una piara soltaron “¿Y por qué se ha montado en el coche con ellos?”.

Los mismos que en la violación en San Fermín siguen repitiendo que si una chica se va con cinco tíos...

Los mismos que cuando asesinaron a Nagore Laffage preguntaban por qué se había ido al piso con él y si era ligona.

Los mismos que cuando los rumores decían que Diana Quer podía haber montado en un coche con unos desconocidos se lo echaron en cara. Y después también que volviera sola.

Los mismos que culparon a Laura Luelmo porque supuestamente se había ido a correr sola y claro...

Los mismos del “Pues que no hubiera bebido tanto”.

Los mismos del “Es que si dedica a calentar después no puede dejar a un tío así”.

Los mismos del “¿Y qué se esperaba?”.

Los mismos del “Cantan que la culpa no es de ellas pero después mira como visten”.

Todos esos que gritan “¡No todos los hombres, nos meten en el mismo saco, dicen que soy un violador solo por ser hombre!” son los primeros que, culpando a las mujeres por haber hecho o dejado de hacer, en realidad están diciendo que cualquier hombre sí puede ser un violador solo por ser hombre, que no puede evitarlo y que la culpa es de ella, por no haberles tratado como tal, por no haberles tenido miedo, por no haberse protegido lo suficiente de ellos, por haber “provocado” que la violaran.

A los que gritan “¡Odian a los hombres!” se les odia poco.


#machismo